Destacados

  • La obesidad tiene una relación directa con diversos tipos de cáncer.

    La obesidad causa cáncer de mama, colon, próstata, útero y riñón; y se conoce ya el modo en que lo produce.

  • Las galletas para niños son una fuente inaceptable de azúcares.

    Aunque la OMS recomienda que los niños no consuman más de 35 gramos de azúcar al día, toman de media unos 150 gramos.

  • Los médicos no tienen conciencia de lo cruel e inhumana que se ha vuelto la medicina especializada.

    Se ha impuesto una medicina cruel y despiadada, sin conciencia de sus límites, en trato, diagnósticos y tratamientos.

  • Las vacunas ni son tan eficaces ni tan inofensivas como nos quieren hacer creer.

    La Medicina confía en vacunas y fármacos, y desconfía de la capacidad autocurativa del cuerpo humano.

  • Muchos descubrimientos científicos han sido fruto de accidentes: es el caso de las lentes intraoculares.

    El oftalmólogo británico, Dr. Ridley, inventó en 1949 las lentes intraoculares al observar a pilotos de guerra heridos.

  • El consumo de comidas y bebidas dulces, y azúcares añadidos, se asocia a una mayor incidencia de depresión.

    La ingesta de alimentos y bebidas dulces, y de azúcares añadidos, se asocia con enfermedad mental y depresión.

  • Glucosa e insulina en ayunas, fundamentales para prescribir una dieta de adelgazamiento personalizada.

    La glucosa y la insulina en ayunas son determinantes del éxito de la pérdida de peso en una dieta de adelgazamiento.

  • Basta ya de productos químicos tóxicos, dañinos para el ser humano y el ambiente.

    Mas de 200 científicos piden que se detenga inmediatamente el uso de dos productos químicos antimicrobianos.

  • La hiperglucemia, aun sin diabetes, causa enfermedad coronaria.

    La hiperglucemia "leve", incluso sin diabetes, además de ser una epidemia mundial, causa infartos.

  • Las grasas saturadas no son peligrosas para la salud cardiovascular.

    Un estudio israelí confirmó en 2008 que las grasas saturadas mejoran el perfil lipídico y no dañan la salud cardiovascular.

Páginas